Sphairos: geografí del amor y la imaginación.pdf

Sphairos: geografí del amor y la imaginación

Pere Salabert

¿Por qué la Estética, esa pretendida ciencia de lo bello, se negaría a reflexionar sobre el amor, una de las experiencias más rotundas en sí mismas, cuando la antigüedad ya veía en la belleza que lo nutre la causa de un sentimiento que ligado a la atracción es germen de enamoramientos? Es cierto que el viaje histórico del pensar estético arranca con lo Bello, cuya concisión formal necesita el goce de una contemplación que tiene en la calma y el sosiego su carácter distintivo. Pero prosigue luego con lo Sublime colosal fuente de inquietud y se suaviza con la ligereza de la Gracia antes de encharcarse en lo Siniestro angustioso, inquietante, antesala de lo Abyecto por repulsión. Así, de la atracción serena al brutal rechazo, el arte decreta el extravío de lo universal en aras de lo particular, lo objetivo es canjeado por la subjetividad más radical y el espíritu repudiado a favor de las vísceras. Y ahí nuestra actitud ante las formas artísticas ya ha liquidado el sosiego y el desinterés, ha desechado la cuaresmal desgana del antiguo credo estético que quitaba a las formas del mundo su escoria material. Esto significa que el disfrute aquietador que antaño fue galardón espiritual de la belleza y el arte, ha dado paso a la perturbación intelectual pasando por el sobresalto somático. Carnaval del arte, gaudeamus para la estética. Borrada la frontera que separaba ética y estética, el atractivo artístico ya pasa por el temblor de los mondongos mientras el esmero general en identidades de pantomima o atavío no redime al individuo de una soledad que lejos de implicar aislamiento echa raíces en compañía, se despliega en sociedad. La soledad de los grupos, por encima o más allá del retiro individual, da pie a un arte que es búsqueda y superación de límites, que abunda en la exploración identitaria, el escarceo o la divagación monologada. El yo, nivelado finalmente con el cuerpo, siente sin comprender que su carne sumida en el tiempo enferma, envejece y se degrada. En tales condiciones, ¿quién afirmaría hoy que el amor, trajín de biografías entre la ternura y el rencor, la atracción física irrefrenable y el odio más feroz, cuyo aforo anda entre el sexo crudo y la pasión sublimada -y a menudo adulterada-, no es apto a la reflexión estética? ¿No ha venido el arte a inundar la vida? Concédase que también la vida amorosa se ha vuelto un arte que congestionado por el aire de la época subsiste ajeno a técnicas, refractario a aprendizajes, lejos de la rotundidad a dos de un amor sin trabas. Amor no es la Esfera de la perfección, está claro. Eros, su divino gestor, no es Sphairos. Pero la esfericidad es su deseo a la vez que un destino inalcanzable salvo con la imaginación. Y aun, cuando lo alcanza, es tan corta su vigencia que una vez caducado ni huella deja para el recuerdo. Una cosa es evidente: o el amor y la imaginación resisten aliados o aquél sin ésta es sexo pedestre, lerdo restregarse de las carnes, y ésta apartada de aquél ofuscación y onirismo: horizonte. de espejos abierto al infinito.

Noté /5. Retrouvez Sphairos: Geografía del amor y la imaginación et des millions de livres en stock sur Amazon.fr. Achetez neuf ou d'occasion Sphairos: Geografía del amor y la imaginación Laertes: Amazon.es: Pere Salabert Soler: Libros

4.68 MB Tamaño del archivo
9788475845555 ISBN
Gratis PRECIO
Sphairos: geografí del amor y la imaginación.pdf

Tecnología

PC e Mac

Lea el libro electrónico inmediatamente después de descargarlo mediante "Leer ahora" en su navegador o con el software de lectura gratuito Adobe Digital Editions.

iOS & Android

Para tabletas y teléfonos inteligentes: nuestra aplicación gratuita de lectura tolino

eBook Reader

Descargue el libro electrónico directamente al lector en la tienda www.dilandau.mx o transfiéralo con el software gratuito Sony READER FOR PC / Mac o Adobe Digital Editions.

Reader

Después de la sincronización automática, abra el libro electrónico en el lector o transfiéralo manualmente a su dispositivo tolino utilizando el software gratuito Adobe Digital Editions.

Notas actuales

avatar
Sofi Voighua

Buy Sphairos: geografía del amor y la imaginación by Unknown. (ISBN: ) from Amazon's Book Store. Everyday low prices and free delivery on eligible orders. Amor no es la Esfera de la perfección, está claro. Eros, su divino gestor, no es Sphairos. Pero la esfericidad es su deseo a la vez que un destino inalcanzable salvo con la imaginación. Y aun, cuando lo alcanza, es tan corta su vigencia que una vez caducado ni huella deja para el recuerdo.

avatar
Mattio Mazios

Compre el libro SPHAIROS GEOGRAFIA DEL AMOR Y LA IMAGINACION de 0# SALABERT, PERE en Librer�a Santa Fe. Env�os a todo el mundo.

avatar
Noe Schulzzo

Scopri Sphairos : geografía del amor y la imaginación di Salabert, Pere: spedizione gratuita per i clienti Prime e per ordini a partire da 29€ spediti da Amazon. Sphairos: geografí del amor y la imaginación es un gran libro escrito por el autor Pere Salabert. En nuestro sitio web de WWW.DUNCANREEKIE.CO.UK puede encontrar el libro de Sphairos: geografí del amor y la imaginación en formato PDF.

avatar
Jason Statham

SPHAIROS. GEOGRAFIA DEL AMOR Y LA IMAGINACION SALABERT, PERE. LAERTES / 978-84-7594-555-2 . Precio desconocido Dónde encontrarlo. 7 librerías Tiempo, Arte, Identidad (1995), Inimágenes (1997), Pintura anémica, cuerpo suculento (2003), El pensamiento visible (2003), La redención de la carne. Hastío del alma y elogio de la pudrición (2004) y el más reciente Sphairos. Geografía del amor y la imaginación (2005).

avatar
Jessica Kolhmann

- Y es aquí donde encontramos el punto de conexión fundamental entre la geografía y la planificación: la geografía deja de tener sentido si no se orienta a un plan. - Una idea-fuerza: un “plan” debe ser la herramienta que nos permita transformar las inconsistencias del presente en la “tierra firme” del futuro. 30/7/2020 · Geografía de las emociones. El miedo suele tener relación con la dimensión territorial. Muchas personas manifiestan no poder alejarse de lugares que viven como seguros: su casa, su barrio, su ciudad. Éste es el poder transformador del viaje como experiencia procesual. El mero cambio de aires y hábitos produce efectos sanadores en muchos casos.