Dublinesca.pdf

Dublinesca

Enrique Vila-matas

El esperado regreso de Vila-Matas a la novela: un homenaje a la literatura en un tiempo de cambios. Samuel Riba, editor literario retirado, vencedor del alcoholismo y aprendiz de hikikomori, ha decidido abandonar su atrincheramiento barcelonés. En el ocaso de la era Gutenberg, cree que hallará el mensaje último de la cultura escrita pisando las calles de Dublín, celebrando el Bloomsday, visitando el centro secreto del Ulises de Joyce. Pero ha tenido un sueño premonitorio en el que se ve a sí mismo llorar, desesperanzado y ebrio, tras haber brindado en un viejo pub por el fin de la literatura. Aterrado por lo que pueda esperarle, emprende el viaje con un séquito de amigos escritores, con la esperanza de encontrar las claves del genio artístico. La crítica ha dicho...«¿Cómo un libro tan negro llega a convertirse en una lectura tan excitante? Es el secreto de Vila-Matas, que no deja nunca de sorprendernos.»Maurice Nadeau, La Quinzaine Litteraire «No hay que ser muy avezado en letras para notar, desde las primeras páginas, que Dublinesca es una verdadera obra maestra.»Santiago Gamboa, El Espectador.

DUBLINESCA VILA-MATAS, ENRIQUE. Nota media 6,06 Bueno. 17 votos 2 críticas. Información del libro . Género Narrativa; Editorial SEIX BARRAL; Año de edición 2010 ... Sobre la autora de Dublinesca Enrique Vila-Matas De su obra narrativa destacan Historia abreviada de la literatura portátil , Suicidios ejemplares , Hijos sin hijos , Bartleby y compañía , El mal de Montano (Seix Barral, 2012), Doctor Pasavento , Exploradores del abismo , Dietario voluble , Dublinesca (Seix Barral, 2010), Chet Baker piensa en su arte y Aire de Dylan (Seix Barral, 2012).

7.91 MB Tamaño del archivo
9788499088884 ISBN
Gratis PRECIO
Dublinesca.pdf

Tecnología

PC e Mac

Lea el libro electrónico inmediatamente después de descargarlo mediante "Leer ahora" en su navegador o con el software de lectura gratuito Adobe Digital Editions.

iOS & Android

Para tabletas y teléfonos inteligentes: nuestra aplicación gratuita de lectura tolino

eBook Reader

Descargue el libro electrónico directamente al lector en la tienda www.dilandau.mx o transfiéralo con el software gratuito Sony READER FOR PC / Mac o Adobe Digital Editions.

Reader

Después de la sincronización automática, abra el libro electrónico en el lector o transfiéralo manualmente a su dispositivo tolino utilizando el software gratuito Adobe Digital Editions.

Notas actuales

avatar
Sofi Voighua

Samuel Riba se considera el último editor literario y se siente hundido desde que se retiró. Un día, tiene un sueño premonitorio que le indica claramente que el sentido de su vida pasa por Dublín. Convence entonces a unos amigos para acudir al Bloomsday y recorrer juntos el …

avatar
Mattio Mazios

Dublinesca: Enrique Vila-Matas: Amazon.com.mx: Libros. digital desarrollado en Dublinesca (2010) de Enrique Vila-Matas. A partir de las singularidades. de Samuel Riba, viejo editor catalán con inquietudes cercanas ...

avatar
Noe Schulzzo

DUBLINESCAVILA-MATAS, ENRIQUE. Nota media 6,06 Bueno 17 votos 2 críticas. Resumen. Samuel Riba se considera el último editor literario y se siente  ... Compra online o livro Dublinesca de Enrique Vila-Matas na Fnac.pt com portes grátis e 10% desconto para Aderentes FNAC.

avatar
Jason Statham

Quotes from Dublinesca “Los li­bros que uno ama apasionadamente producen la sensa­ción, cuando los abres por primera vez, de que siempre estuvieron ahí: aparecen en ellos lugares en los que no has estado, cosas que uno antes nunca ha visto ni oído, pero el acople de la memoria personal con esos lugares o cosas es tan rotundo que de algún modo acabas pen­sando que has estado allí ...

avatar
Jessica Kolhmann

Quotes from Dublinesca “Los li­bros que uno ama apasionadamente producen la sensa­ción, cuando los abres por primera vez, de que siempre estuvieron ahí: aparecen en ellos lugares en los que no has estado, cosas que uno antes nunca ha visto ni oído, pero el acople de la memoria personal con esos lugares o cosas es tan rotundo que de algún modo acabas pen­sando que has estado allí ...